Hacer leyes en favor del Diseño

Hacer leyes en favor del Diseño

México es un País dependiente que no ha fomentado una cultura de la innovación y diseño a fin de generar su propio desarrollo.
Un ejemplo claro es la práctica común de los productores mexicanos, entre ellos zapateros, artesanos o muebleros, que se “fusilan” los diseños de catálogos de otros países, en lugar de generar sus propias propuestas y dar una identidad a sus creaciones, hacen notar los diseñadores Julio Frías, Oscar Salinas y Gabriela Rodríguez.

“Los gobiernos en el País han ignorado por completo que fomentar la innovación y el diseño endógeno es clave para el desarrollo de las naciones. No se trata de que México sólo reciba o reproduzca lo que viene de fuera, sino de que tenga una respuesta y una propuesta propia.”

“México es rico culturalmente, hay una enorme cantidad de ejemplos que lo demuestran, es común incluso que se hable de la capacidad que tiene el mexicano para la originalidad, el asunto es que no se promueve sistemáticamente y el corporativismo brutal impide que se manifieste”, advierte Salinas, coordinador general del Programa de Posgrado en Diseño Industrial de la UNAM.
Los especialistas consideran que independientemente de la profesión u oficio que se ejerza, empresarios, comunicólogos, comerciantes, médicos, artistas o químicos, requieren de la capacidad de inventar o proyectar, porque es una herramienta de primera necesidad.
De ahí que desde abril pasado un grupo de expertos estén trabajando conjuntamente con la Comisión de Economía de la Cámara de Diputados, en la elaboración de una iniciativa de ley para impulsar una Política Pública de Diseño.
Su intención, explica Frías, promotor de la iniciativa y doctor en innovación por la escuela de negocios de la University of Nottingham, en Inglaterra, es terminar este año dicho proyecto, a fin de que sea discutido por el pleno en el primer periodo de sesiones del próximo año.
“Los cambios que se están suscitando a nivel internacional son drásticos y tienen lugar a una velocidad que nunca habíamos visto. En ese contexto, la competitividad y el bienestar humano son elementos fundamentales”, aclara Frías, director del Centro de Diseño e Innovación del Tecnológico de Monterrey.
Con él coincide Rodríguez, quien piensa que diseño es sinónimo de desarrollo y competitividad, intercambio, crecimiento e interacción.
Los diseñadores no buscan iniciativas efímeras como abrir un centro de diseño, sino una política que obligue al Estado a promover, en todos los niveles, la innovación.
“Apostamos por una política pública porque toda la sociedad tiene que estar involucrada. Aunque el diseño es una especialidad, cuando hablamos de innovación, nos referimos a un concepto abierto a toda la sociedad, a una cualidad humana.
“Generalmente se cree que estos son temas de pequeños núcleos pero esto es un error, es fundamental que absolutamente todos, desde el kinder, aprendan a desarrollar y a vivir dentro de esta cultura”, insiste Salinas.
Académicos, diseñadores independientes y representantes de despachos y asociaciones de diseño consideran que este proyecto podría impactar en cinco vertientes, que son economía y negocios, sustentabilidad, cultura e identidad nacional, educación y ciencia y tecnología, explica Frías.
El miembro de The Japan Graphic Designers Association Inc. explica que este proyecto se está llevando a cabo en coordinación con la Comisión de Economía, porque una iniciativa de esta naturaleza es eje rector de la competitividad.
Asegura que quienes más requieren de esta cultura con las Pymes, empresas que generan más del 50 por ciento del empleo en el País.
“El diseño está en nuestra vida diaria, en nuestro vestido, en nuestros zapatos, en la silla en la que nos sentamos, en el transporte público. Es momento de pensar en el diseño de una manera inteligente, integral, como un elemento estratégico”, dice.
En el mundo, gobiernos de diversos países han promovido políticas nacionales de diseño:

style=’border-collapse:collapse;mso-table-layout-alt:fixed;mso-padding-alt:
1.4pt 1.4pt 1.4pt 1.4pt’>

País

Año

Misión

Institución Detonante

Herramientas

Corea

1958

Elevar el nivel de vida de los coreanos

Ministerios de Comercio Industria y Energía Gobernación y Educación

Planes y programas sectoriales. Generaron 10 centros regionales de
diseño

Brasil

1995

Modernización industrial y tecnología

Ministerio de Industria Desarrollo y Comercio Exterior

Política industrial, tecnológica y de comercio exterior

Dinamarca

1997

Promover el diseño entre las PyMES

Ministerio de Economía y Negocios, así como el Primer Ministro.

Centro de Diseño

Argentina

2003

Incrementar competitividad de la industria local

Secretaría de Comercio, Industria de la Pequeña y Mediana Empresa

Plan Nacional de Diseño.

Chile

2007

Generación de empresas competitivas e innovadoras

Cona-PyME

Plan Nacional de Diseño. Centros de Diseño

FUENTE: Julio Frías, director del Centro de Diseño e Innovación del Tecnológico de Monterrey

“El diseño y la innovación no han sido considerados por los gobiernos recientes, ha estado fuera de todas las políticas. México no puede pensar en desarrollos sin estos aspectos”.

Julio Frías

Director del Centro de Diseño e Innovación del Tec de Monterrey

“En México la gente está acostumbrada a reproducir, no a innovar. Un ejemplo son las amas de casa que ven en una revista algo y lo copian. Esto no nos puede llevar al progreso”.

Oscar Salinas

Coordinador general del Programa de Posgrado en Diseño Industrial en la UNAM

Buscan hacer leyes a favor del Diseño

Dora Luz Haw

Reforma, 18-Sep-2008